El Estado Islámico, por William Blum

Publié le Mis à jour le

america12
D.R.

No se puede creer una sola palabra de lo que dicen los Estados Unidos o sus principales medios de comunicación sobre el conflicto actual que involucra al Estado Islámico (EI). No se puede creer una sola palabra de lo que Francia o el Reino Unido dicen sobre el EI.

No se puede creer una sola palabra de lo que dicen Turquía, Arabia Saudita, Qatar, Kuwait, Jordania, o los Emiratos Árabes Unidos sobre EI. ¿Se puede decir a ciencia cierta de qué lado del conflicto están alguno de estos países del Medio Oriente cuando, en realidad, financian, las armas y el transporte de los terroristas, ó si en realidad tienen una sola cara? ¿Por qué permiten a sus furiosos jóvenes salir de esos países para unirse a los extremistas islámicos? ¿Por qué un miembro de la OTAN, como lo es Turquía, ha permitido que tantos extremistas islámicos crucen su territorio con destino a Siria? ¿Turquía está más preocupada por aniquilar al Estado islámico o por ver la derrota de los kurdos que están bajo el asedio de EI? ¿Están estos países, o las potencias occidentales, más preocupados por derrocar al EI o por derrocar al gobierno sirio de Bashar al-Assad?

No se puede creer en los llamados rebeldes sirios « moderados ». Ni siquiera se puede creer que sean moderados. Ellos tienen sus manos metidas en todo, y cada uno de esos países tienen sus manos metidas allí.
Irán, Hezbolá y Siria han estado luchando contra el EI o sus precursores durante años, pero Estados Unidos se niega a unir fuerzas con cualquiera de estas entidades en la lucha. Washington tampoco impone sanciones a cualquier país que apoye al EI, como si lo hizo rápidamente contra Rusia por su presunta participación en Ucrania.

La base para este terrible desastre de horrores políticos y religiosos que barren todo el Medio Oriente fue establecida profundamente por los Estados Unidos durante los 35 años previos (1979-2014) al derrocar a los gobiernos seculares de Afganistán, Irak, Libia y Siria. (Agregando a la confusión en el mismo periodo, no debemos tampoco olvidar los bombardeos sin fin de EE.UU. contra Pakistán, Somalia y Yemen.) No se puede destruir sociedades modernas, relativamente desarrolladas y educadas, desgarrar su tejido social, político, económico y jurídico, torturar a miles de personas, matar a millones de seres humanos, y esperar que la civilización y la decencia humana puedan sobrevivir a ese desastre.

Particularmente crucial en este terreno fue la decisión de Estados Unidos de lanzar a las calles de las ciudades a 400.000 iraquíes con entrenamiento militar, incluyendo un cuerpo de oficiales completo, sin trabajo. Esto era una fórmula para la creación de una insurgencia. Humillados y amargados, algunos de esos hombres más tarde se unirían a varios grupos de resistencia que operan en contra de la ocupación de los militares estadounidenses. http://www.tomdispatch.com/blog/175907/tomgram%3A_william_astore%2C_america%27s_hollow_foreign_legions
Es muy cierto decir que la mayoría de los vehículos blindados, armas, municiones y explosivos que toman vida cada minuto en el Medio Oriente tienen el sello de « Hecho en EE.UU. ».

Y todas las fuerzas de Washington, todos los hombres de Washington, no pueden regresar este mundo a la situación anterior al desastre. Por eso el mundo ahora conoce a estos países como « estados fallidos ».
Mientras tanto, los Estados Unidos bombardean a Siria diariamente, porque aparentemente los EE.UU. está en guerra con EI, pero al mismo tiempo dañan seriamente la capacidad de exportación de petróleo del país (que es un tercio del presupuesto del gobierno sirio), dañan también la capacidad militar del gobierno, la infraestructura del país, incluso sus graneros, acaban con innumerables vidas inocentes, destruyen lugares históricos; todo lo que permita la recuperación de una Siria liderada por Assad, o de cualquier otra Siria. Sin duda, Washington está buscando así las maneras de devastar a Irán bajo la cobertura de la lucha contra el EI.

Nada bueno se puede decir de toda esta situación bestial. Todas las opciones son horribles. Todos los participantes, de todos los lados, son muy sospechosos, ó son criminales dementes. Esto puede acarrear el fin del mundo. EI Ébola, el Cambio Climático, la radiación nuclear, el Imperialismo, ¿Cuál va a ser el primero en terminar con nosotros?

¿En realidad es el mundo hoy en día mucho más malvado y aterrador de lo que era en la década de 1950, por lo que me pongo más nostálgico con cada nuevo horror? ¿O es que estamos mucho mejor informados sobre los horrores de hoy porque nadamos en un mar de noticias y videos emitidos por los medios modernos?
Después de ver varios videos del EI en Internet, llenos de las escenas más repugnantes, en particular contra las mujeres, mi pensamiento es éste: Denle a ellos su propio país; a todos los que están en ese lugar, y ayuden a los que quieran dejarlo; y ayuden a llegar allí a todos los que alrededor de todo el mundo quieran ir hasta allá. Una vez que están allí, pueden hacer todo lo que quieran, pero no pueden salir sin pasar por una entrevista rigurosa en la frontera para comprobar que han recuperado su apego a la humanidad. Sin embargo, ya que muy pocas mujeres, presumiblemente, querrán ir allí, el país no duraría mucho tiempo.

El muro de Berlín – Otro mito de la Guerra Fria

09 de noviembre se cumplirá el 25 aniversario del derribo del Muro de Berlín. El alboroto extravagante comenzó hace meses en Berlín. En los Estados Unidos, podemos esperar que todos los clichés de la Guerra Fría sobre “El Mundo Libre” contra la tiranía comunista que se sacó a relucir y el simple relato de cómo se originó la pared van a repetirse: “En 1961, los comunistas de Berlín Oriental construyeron un muro para mantener a sus ciudadanos oprimidos y evitar que escaparan a Berlín Occidental y hacia la libertad. ¿Por qué? Debido comunistas no les gusta que la gente sea libre, para aprender la « verdad ». ¿Qué otra razón podría no haber sido?”

En primer lugar, antes de la construcción del muro en 1.961 miles de alemanes orientales habían estado viajando hacia el Oeste para sus lugares de trabajo todos los dias y luego regresaban al Este por la tarde; muchos otros iban de ida y vuelta para hacer compras o por otras razones. Así que no está tan claro que estaban en el Este en contra de su voluntad. ¿Por qué entonces se construyó la pared? Había dos razones principales:

1) El Occidente acosaba al Este con una vigorosa campaña de reclutamiento de profesionales en Alemania del Este y trabajadores calificados, que habían sido educados a expensas del gobierno comunista. Esto llevó a una grave crisis de mano de obra y la producción en el Este. Como una muestra de ello, el New York Times informó en 1963: « Berlín Occidental sufrió económicamente por la pérdida de unos 60.000 obreros calificados que habían viajado todos los días desde sus hogares en el este de Berlín a sus lugares de trabajo en Berlín Occidental. »

Cabe señalar que en 1999, EE.UU. Today informó: « Cuando el Muro de Berlín se derrumbó [1989], los alemanes del este se imaginaron una vida de libertad, donde los bienes de consumo serían abundantes y las dificultades se desvanecerían. Diez años más tarde, un notable 51% dice que eran más felices en el comunismo. « encuestas anteriores probablemente habrían mostrado incluso más del 51% que expresa ese sentimiento, porque en esos diez años, muchos de los que se acordaron de la vida en Alemania Oriental con un poco de cariño había fallecido; aunque incluso 10 años más tarde, en 2009, el Washington Post informaba que: « Los occidentales [en Berlín] dicen que están hartos de la tendencia a nostalgia de la época comunista de sus contrapartes orientales. »

Fue en el período post-unificación que un nuevo proverbio ruso y de Europa Oriental nació: « Todo lo que los comunistas dijeron sobre el comunismo era mentira, pero todo lo que dijo sobre el capitalismo resultó ser la verdad. » Cabe señalar, además, que la división de Alemania en dos estados en 1949 – preparando el escenario durante 40 años de hostilidad guerra fría – fue una decisión estadounidense, no una decisión Soviética como nos han hecho creer.

2) Durante la década de 1950, agentes estadounidenses en Alemania Occidental instituyeron una cruda campaña de sabotaje y subversión contra Alemania del Este diseñada para lanzar la maquinaria económica y administrativa de ese país al desastre. Los servicios de inteligencia y militares de Estados Unidos y la CIA reclutaban, equipaban, entrenaban y financiaban grupos alemanes de activistas e individuos, de Occidente y Oriente, para llevar a cabo las acciones que desarrollaron el espectro de la delincuencia juvenil, el terrorismo; y cualquier cosa que hiciera la vida más difícil para el pueblo de Alemania Oriental y debilitar así su apoyo al gobierno; hacían cualquier cosa para hacer que los comunistas se vieran mal.

Fue una empresa notable. Los Estados Unidos y sus agentes utilizaron explosivos, incendios, cortocircuitos y otros métodos para dañar centrales eléctricas, astilleros, canales, muelles, edificios públicos, gasolineras, transporte público, puentes, etc; descarrilaron trenes de carga, hiriendo gravemente a los trabajadores; quemaron 12 vagones de un tren de carga y destruyeron mangueras de presión de aire de los demás; utilizaron ácido para dañar la maquinaria de las fábricas de vital importancia; colocaron arena en la turbina de una fábrica, llevándola a un punto muerto; prendieron fuego a una fábrica productora de baldosas; trabajaban promoviendo la disminución de la producción en las fábricas; mataron 7.000 vacas de una lechería cooperativa a través de el envenenamiento; añadían jabón a la leche en polvo que iban con destino a las escuelas de Alemania del Este; cuando algunos agentes fueron arrestados, tenían en su poder de una gran cantidad de cantaridita, veneno con el que se planeó producir cigarrillos envenenados para matar a los líderes alemanes del Este; detonaban bombas fétidas para interrumpir las reuniones políticas; intentaron perturbar el Festival Mundial de la Juventud en Berlín Oriental mediante el envío de invitaciones forjadas, falsas promesas de alojamiento y comida gratis, publicaban falsos avisos de cancelaciones, etc .; llevaron a cabo ataques a los participantes con explosivos, bombas incendiarias; forjaron y distribuyeron grandes cantidades de tarjetas de racionamiento de alimentos para causar confusión, escasez y resentimiento; enviaban notificaciones fiscales falsificadas y otras directrices y documentos gubernamentales para fomentar la desorganización e ineficiencia en la industria y en los sindicatos … todo esto y mucho más.

El Centro Internacional Woodrow Wilson para Académicos, de Washington, DC, en uno de su documentos sobre la Historia de la Guerra Fría: Proyecto Internacional de Trabajo (# 58, p.9) afirma: « La frontera abierta en Berlín expone a la RDA [República Democrática Alemana] al espionaje masivo y a la subversión y, como los dos documentos en los apéndices muestran, su cierre con el muro ofreció mayor seguridad al Estado comunista ».

A lo largo de la década de 1950, los alemanes del Este y la Unión Soviética interpusieron repetidamente quejas ante sus antiguos aliados de Occidente y ante las Naciones Unidas sobre las actividades de sabotaje y espionaje específicos y pidieron el cierre de las oficinas de los agentes de subversión responsables en Alemania Occidental, y para lo que proporcionaron los nombres y direcciones. Sus quejas cayeron en saco roto. Inevitablemente, los alemanes orientales comenzaron a endurecer la entrada al país de la gente de Occidente, lo que llevó finalmente a la pared infame. Sin embargo, incluso después de que el muro fue construido allí era regular, aunque de forma limitada, la emigración legal de este a oeste. En 1984, por ejemplo, Alemania del Este permitió a 40.000 personas a abandonar el país. En 1985, los periódicos de Alemania Oriental afirmaron que más de 20.000 antiguos ciudadanos que se habían asentado en Occidente querían regresar a casa después de desilusionarse con el sistema capitalista. El gobierno de Alemania Occidental, dijo que 14.300 alemanes orientales habían regresado durante los 10 años anteriores.

No vamos a olvidar que mientras Alemania Oriental fue completamente desnazificada, en Alemania Occidental más de una década después de la guerra, los más altos cargos del gobierno en el poder ejecutivo, judicial y legislativo contenían numerosos « ex » nazis.

Por último, hay que recordar, que la Europa del Este se convirtió en comunista porque Hitler, con la aprobación de Occidente, la utilizó como una vía para llegar a la Unión Soviética y acabar con el bolchevismo para siempre, tampoco podemos olvidar que los rusos en la Primera Guerra Mundial y en la Segunda, perdieron unos 40 millones de personas porque Occidente había usado esta vía para invadir Rusia. No debería sorprender que después de la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética estaba decidida a cerrar esa vía.

Para una visión adicional y muy interesante del aniversario del muro de Berlín, lea el artículo  » Humpty Dumpty y la Caída del Muro de Berlín « por Victor Grossman. Grossman (née Steve Wechsler) quien huyó del ejército de Estados Unidos en Alemania bajo la presión de amenazas de la era McCarthy y se convirtió en periodista y autor durante sus años en la República Democrática Alemana. Todavía vive en Berlín y envía por correo su « Boletín de Berlín » sobre los acontecimientos alemanes de forma irregular. Usted puede suscribirse a él en wechsler_grossman@yahoo.de. Su autobiografía: « Cruzando el río: Memorias de la izquierda americana, la guerra fría y la vida en Alemania Oriental » fue publicado por la prensa de la Universidad de Massachusetts. El autor afirma ser la única persona en el mundo con diplomas de ambos la Universidad de Harvard y la Universidad Karl Marx en Leipzig.

William Blum

Fuente Sitio web W. Blum oficial: http://williamblum.org/aer/read/133

Gracias a Wikano por sus traducciones:http://en.wazzia.com/apps/long-xf/?&lang=en
http://en.wazzia.com/apps/long-xg/?&lang=en

Publicités