El Embajador de Venezuela ante el Reino de Bélgica, Luxemburgo y la Unión Europea: « Durante 18 años le hemos demostrado al mundo que otro modelo es posible »

Publié le Mis à jour le

Ambassade-Venezuela-3-2962

Señora Claudia Salerno Caldera y Mohsen Abdelmoumen. DR.

Mohsen Abdelmoumen: ¿Qué está pasando en Venezuela?

S.E. Señora Embajadora de Venezuela, Claudia Salerno caldera: Este año fue muy especial y complejo. Algunos partidos de la oposición han tomado un camino antidemocrático y han estado recurriendo durante varios meses a manifestaciones callejeras violentas y manifestaciones de fuerza contra el orden público, ataques a la policía y actos de violencia. sabotaje de algunos servicios públicos como la mayoría de las principales rutas de tránsito de la población. Estas demostraciones afectaron a varias ciudades. Por lo tanto, durante aproximadamente cuatro meses, el país se vio muy afectado por estas manifestaciones que fueron ordenadas, coordinadas y financiadas por un sector radical de la oposición venezolana.

Al contrario de lo que la gente esperaba, querían crear las condiciones para el cambio abrupto del gobierno legítimo y constitucionalmente elegido. El Presidente presentó una propuesta política muy importante al apelar a una Asamblea Nacional Constituyente, sobre la base del Artículo 347 de la Constitución Nacional que le otorga el poder y previa consulta al Consejo de Ministros y obtener su absoluto acuerdo. Esta propuesta debía ser presentada al público, y por lo tanto al electorado, y las elecciones se llevaron a cabo en julio de este año. Contrariamente a lo que esperaba la oposición, estas elecciones se celebraron en paz y tuvieron una gran participación, más del 56% del electorado venezolano, y la propuesta obtuvo una mayoría significativa de más de 8 millones de personas que votó a favor de la propuesta de la Asamblea Constituyente. Esta Asamblea Constituyente se estableció desde el 1 de agosto y ese día significó el fin de la violencia en la calle.

El país ha vuelto a la calma y, desde agosto, las personas tienen la sensación de que todavía tienen el poder legislativo para satisfacer las necesidades de la población y para permitir que el país siga avanzando y encuentre soluciones para situaciones críticas como la economía. Dada la situación, la Asamblea Constituyente tomó la decisión de avanzar en las elecciones regionales de diciembre de octubre, después de consultar a algunos sectores menos radicales de la oposición. El 15 de octubre, por lo tanto, se llevaron a cabo elecciones regionales en las que todos los partidos políticos de la oposición y la coalición gubernamental participaron libremente. El resultado dio 18 estados de 23 fueron adquiridos por el gobierno, mientras que 5 estados fueron ganados por la oposición. Finalmente, después de un amplio debate dentro de la oposición sobre si ella reconoció o no su victoria en estos 5 estados, 4 de estos 5 gobernadores decidieron tomar un juramento ante la Asamblea Constituyente, por lo tanto, reconocer esta legislatura como tanto la autoridad superior como la Constitución lo establecieron, y solo un gobernador que ganó las elecciones para un partido radical de oposición en un estado fronterizo de Colombia decidió no reconocer el resultado de la votación. Las elecciones se repetirán para este estado en diciembre. El organismo de gestión electoral decidió organizar también las elecciones municipales el 10 de diciembre.

Hoy, el país ha recuperado la calma que estamos acostumbrados a vivir y la población tiene la sensación de que las cosas se están calmando. Los dos partidos de oposición más radicales se han alejado del camino democrático desde abril. Participaron en las elecciones de octubre pero después no quisieron reconocer el poder del Estado. Han permanecido aislados y en minoría en comparación con el resto de la oposición, que está dispuesta a ir a las elecciones, por lo que su hambre de poder, por así decirlo, debe canalizarse a través de elecciones y no a través de manifestaciones de calle o por la violencia. El país se encuentra en una situación completamente diferente y el diálogo, que es algo muy importante, se ha mantenido. Los miembros de la oposición que se levantaron de la mesa de negociación esperando un cambio de poder por la violencia finalmente decidieron volver al diálogo, respondiendo a la llamada constante, durante todo el año, del Presidente de la República. Cuando la oposición se dio cuenta de que el pueblo repitió en dos ocasiones su deseo de mantener y apoyar a su gobierno y al partido político del gobierno con la elección de la Asamblea Constituyente y con la elección de los gobernadores, entendió que no quedaba más remedio que volver a la mesa de negociaciones y entender que la ruta electoral, y por lo tanto la ciudadanía, es la única que puede decidir el futuro y la organización política del país. La oposición regresó a la mesa de diálogo el 15 de noviembre, siempre que algunos países pudieran participar como observadores, y ambos partidos, la oposición y el gobierno, cada uno eligió tres países para acompañar el diálogo. La primera reunión con esta nueva configuración tendrá lugar los días 1 y 2 de diciembre en la República Dominicana, que es el país que seguirá siendo una especie de facilitador del diálogo, y el Presidente de la República Dominicana se hará cargo directamente del proceso.

Como un mediador?

No es un mediador porque no tiene el poder para tomar decisiones. El rol es diferente. Es más bien un facilitador del diálogo, por lo tanto, la persona que ayuda al proceso pero que no va a inmiscuirse con el fondo del asunto. Normalmente, un mediador tiene el poder de evaluar cosas y tomar o sugerir soluciones. Aquí, este no es el caso.

¿Se negó la oposición a sentarse en esta mesa de diálogo en Venezuela?

No, es solo que pensaron que era mejor hacerlo afuera. Esta es una metodología que se ha utilizado anteriormente. Es mejor en este tipo de situación, no hay presión de los medios, podemos hablar en voz baja en un país neutral. Entonces estos países son Chile, México, Paraguay, Nicaragua, Bolivia y la República Dominicana. Estos son los seis países que acompañarán el diálogo sin entrometerse en el corazón del asunto. Es un tipo de patrocinio genuino para ayudar realmente al avance de la situación. Las elecciones presidenciales están previstas para el próximo año en diciembre y estamos en el camino de resolver los problemas. El país es tranquilo a nivel político pero mantiene un estrés en el aspecto económico.

¿Cree usted que el Presidente Maduro se representará a sí mismo en las elecciones presidenciales de 2018?

No lo sabemos todavía No dijo nada, solo hizo algunos chistes recientemente a la prensa. Ya veremos. Por otro lado, en la oposición, todavía no hay nada. Todavía está un poco lejos. Sabremos más el próximo año durante la campaña electoral. Se espera que la oposición comprenda que la democracia exige respeto por las voces de las personas. Para ella, la democracia no puede funcionar solo cuando la oposición gana las elecciones. El hábito de la oposición es afirmar que ha habido fraude cuando pierde. Según ella, el consejo electoral funciona justo cuando gana las elecciones. En 2015, fue el mejor consejo electoral del mundo, mientras que cuando pierde, es porque hubo fraude.

En el aspecto económico, ¿por qué Venezuela, como algunos países como Argelia, no ha diversificado su economía para salir de la dependencia total de los hidrocarburos?

Venezuela, no es ningún secreto, es un país altamente dependiente del petróleo. Es un país petrolero cuyo ingreso interno depende de 90% de petróleo. Este modelo económico se decidió hace cien años y no forma parte de la decisión del gobierno actual. Si contamos el período del presidente Chávez, es un gobierno cuya ideología ha gobernado durante 18 años. No podemos hacer un cambio radical y una diversificación total de la economía en solo dos décadas. A pesar de esto, durante los últimos 18 años, hemos dado todos los pasos necesarios en el orden constitucional y todas las órdenes legislativas para promover una sustitución de la dependencia del petróleo y una diversificación de la economía. Esta es una gran transformación para cualquier país y esto es parte de un debate que tuvimos en virtud de la convención sobre el cambio climático en la que la producción de petróleo se puso en el equilibrio más general de uso energía en el mundo. No podemos hablar de productores sin hablar de consumidores. Por lo tanto, solo los Estados Unidos consumen alrededor del 70% de la producción mundial de petróleo. En términos generales, hay países en desarrollo del lado del productor y no es coincidencia que el lado que pone la balanza en la exageración del consumo sean los países desarrollados. El debate ha durado veinte años en las Naciones Unidas.

¿Usted cree que son los países consumidores los que promueven esta dependencia de los países productores?

No podemos entender un problema económico sin ver ambos lados: oferta y demanda. No hay oferta si no hay demanda. Entonces, debemos hablar sobre el desarrollo en un sentido más amplio y sobre economía con ambas partes. Es por eso que comenzamos desde hace veinte años y creo que fue en Río en 1992 donde dimos los primeros pasos hacia la transformación de todo lo que fue designado bajo el título de « derecho a desarrollo ».

En la cumbre de Río?

La cumbre de Río que tuvo su corolario 20 años más tarde en Río +20 durante la cual hicimos el equilibrio entre lo que podíamos lograr y lo que no podíamos hacer. Hay un capítulo muy importante en el Programa 21 que decidimos en 1992 llamado « los factores de la producción y el consumo sostenibles ». Estos criterios de sostenibilidad global deben verse tanto en el lado del productor como en el del consumidor. En el contexto del consumo de energía, es bastante complejo porque tienes que ver todas las fuentes de energía y hay fuentes que tienen un límite que no existirá indefinidamente. Sabemos que es un modelo de desarrollo, si se quiere, que puede durar 100 o 200 años, nada más.

Así que usted piensa que esto es un debate que concierne a todo el mundo y la solución tiene que venir de todo el mundo?

Sí, es un debate que nos concierne a todos, incluidos los ciudadanos. Porque los ciudadanos toman decisiones. Desde el momento en que una persona va a comprar un yogur en el supermercado, y en lugar de tomar un yogur en un frasco de vidrio, decide tomar el que está en un frasco de plástico, escoge el petróleo. El petróleo es un problema que existe en todas las economías. Por ejemplo, las bolsas con las que compramos. Entonces, realmente debe analizar el problema como un todo, y debe pensar en todos los niveles de acción. Un país no puede decidir por sí solo que ya no producirá petróleo, porque sería un suicidio económico. Todos los países deben organizarse para esta transformación, lo que ahora se llama diversificación, y eso es lo que estamos debatiendo hoy en la ONU.

¿Usted cree que esto se puede hacer en el marco de las Naciones Unidas?

Absolutamente. Debe ocurrir allí porque es el único lugar donde hay una representación global de los estados, los gobernadores locales y también la ciudadanía, porque un gobierno no puede tomar una decisión sin su gente, y porque es una decisión que afectará a todos. Eso es lo que hacemos. Venezuela ha sido muy activa en el debate sobre el clima de la COP 21. Hemos creado el bloque de Países en Desarrollo de Afines (LMDC) con países de ideas afines, y hemos formado un grupo de negociación que incluye a todos los países productores de petróleo. China es un importante consumidor de petróleo y un importante productor de otros productos de los que depende toda la economía del resto del mundo. Somos unas 30 naciones unidas que están negociando juntas sobre el cambio climático, algunas de las cuales están menos desarrolladas y tienen una vulnerabilidad económica muy alta porque no producen nada y son totalmente dependientes del petróleo, ya que su economía se basa en aceite. Todos celebramos nuestros debates con un criterio que es « justicia », por lo que cualquier decisión económica que tenga consecuencias ambientales para el bien de todo el planeta debe tomarse en el marco de la justicia – que se llama justicia climática – y en el contexto del respeto de la soberanía y la vulnerabilidad económica de los pequeños países en desarrollo. Si los países industriales ya tienen un nivel de desarrollo tecnológico y económico tal que pueden decir « ahora ya no necesito petróleo, usaré aire » porque tienen esta economía y tecnología y eso ellos deciden a quién venderán esta tecnología para reemplazar el petróleo, es entonces una cuestión de comercio que afecta las reglas comerciales y los derechos de todos para poder acceder a tecnologías que permitan la sustitución de otros recursos naturales.

En su opinión, todos deben comenzar en el mismo pie de igualdad.

Por supuesto, el principio fundamental del derecho internacional es que todos somos iguales. Y el derecho que ha tenido Estados Unidos, Inglaterra, Francia, para llegar a este nivel de desarrollo que ahora les permite decir « puedo tomar algunas decisiones » que no necesariamente puede tomar un pequeño país África, debe ser accesible a otros países que tienen derecho a desarrollarse. Debido a la situación económica actual y al nivel de consumo que es brutal en los países desarrollados, debido a que el consumo mundial de petróleo no tiene lugar en los países menos desarrollados, no consumimos lo que producimos, lo vendemos, hay una desigualdad en el hecho de que los países ricos son los que están contaminando al tiempo que piden a todos los países que tomen decisiones igualitarias para reemplazar el petróleo.

¿No hay cierta hipocresía en el discurso de los países ricos?

Por supuesto, es un debate hipócrita porque no quieren cambiar nada a su consumo.

Según las cifras que tenemos para la energía renovable, no supera las 2%

Los esfuerzos que han realizado son mínimos. Por ejemplo, las emisiones de gas están aumentando incluso después de los acuerdos de París que logramos alcanzar en 2015: esto es lo mejor que hemos podido lograr con las condiciones económicas generales, porque la economía no solo está en crisis en Venezuela, la situación económica es seria en todas partes y todavía afecta a los más pobres. Una persona pobre en España experimenta la misma hambre que una persona pobre en Venezuela y tal vez incluso peor porque el marco socialista venezolano permite cierto tipo de protección que no está disponible en los países ricos.

En algunos países como Alemania, los salarios son de 300 euros.

Es cierto que estar en un estado de necesidad en los llamados países ricos es peor que en los países socialistas donde las personas están protegidas. Nadie será desalojado de su apartamento porque no tiene la capacidad de pagar el alquiler. Nunca veremos a una familia en la calle con niños y ancianos porque tienen deudas en el banco, como hemos visto en España. Hemos creado leyes para evitar que nuestra gente se vea afectada en este nivel.

Entonces, ¿qué dicen los medios sobre la crisis catastrófica en Venezuela con una tasa muy alta de inflación, tiendas vacías, etc. es la manipulación?

Hay ciertos hechos que son innegables. El petróleo hace dos años tenía un precio de más de $ 100. En menos de seis meses pasamos de un barril de petróleo a $ 100 en el mercado a 25 o incluso 15 dólares. Ahora está empezando a surgir y estamos contentos con los acuerdos que hemos hecho recientemente al abrir los debates de la OPEP a otros países productores de petróleo, incluidos Rusia y China, que son grandes consumidores, que son poderosos y importante y puede cambiar el equilibrio. China es un actor fundamental y nadie puede negar que su economía es la más poderosa y la que crea la mayor dependencia, no son los Estados Unidos, por lo que todo el equilibrio del poder económico está completamente enfocado en China y a aquellos países que todavía tienen recursos naturales para cubrir la creciente demanda, porque deben saber que esta demanda continúa creciendo. Incluso si el debate moral en Europa y los países desarrollados es dejar de consumir, consumen más cada día. Llegamos a la COP 23 en Alemania con las cifras más altas de emisiones en la historia mundial. Es un verdadero desastre. Y ya tenemos el acuerdo de París, entonces no hay excusa. Tenemos el marco para la acción y la convención sobre el cambio climático. A pesar de esto, las emisiones continuaron aumentando. Entonces no reducen las emisiones porque están aumentando.

Esta es una situación bastante grave, pero puedo decirles que, habiendo participado en los debates sobre el cambio climático en los países de la OPEP, se están haciendo grandes esfuerzos en los países petroleros para cambiar la matriz energética de sus países. Están haciendo esfuerzos impresionantes y las Naciones Unidas han reconocido los esfuerzos que ya se han realizado: por ejemplo, los Emiratos Árabes Unidos, Argelia en la reforestación y Venezuela con la protección de un gran bosque. Con respecto a Venezuela, hay que decir, y esto es algo que poca gente sabe, que es uno de los principales productores, somos el mayor exportador a los Estados Unidos, pero las emisiones de carbono de Venezuela corresponden a menos de 1% emisiones globales. Somos un país petrolero pero no contaminamos. Entonces, tenemos derecho a continuar porque somos un país completamente sostenible desde el punto de vista de las emisiones. No existe un vínculo directo entre la producción y el consumo de petróleo. La contaminación ocurre en otros lugares, y es un problema de los países desarrollados y de los patrones de consumo insostenible, así como del modo de vida de los ricos en los países ricos, del estilo de vida de la clase adinerada que no quiere cambiar nada. Siempre he tomado el ejemplo de que el día que asisto a una reunión de la ONU en la que veo que hemos producido la tecnología para que Ferrari viaje con viento, sabré que estamos en el camino correcto. Pero hasta ahora, un Ferrari necesita petróleo para rodar. La guerra también necesita petróleo. No sé de un solo avión o nave militar que se mueva con energía solar. Es lo mismo para las aerolíneas.

¿Usted no es optimista acerca de esta energía renovable que algunos países desarrollados quieren vender?

Todavía tengo esperanza porque es necesario. Esta transformación debe ocurrir porque la realidad nos muestra que si continuamos este camino, todos moriremos. Como madre, tengo la esperanza de que estas transformaciones se harán. Deben hacerse, pero no debemos mover el debate y debemos saber exactamente qué cambiar y cuándo. Es ahora. Deberíamos haberlo hecho hace diez años, pero no lo hicimos. Nunca es demasiado tarde y mejor ahora que nunca, pero estamos empezando a ver las consecuencias. Hemos visto algunos desastres bastante graves este año en los Estados Unidos, el mismo año en que Trump tomó la decisión de salir del acuerdo sobre el clima. Un tifón no te preguntará si eres un país desarrollado o no, sino que afecta a todos de la misma manera. Hemos visto en el Caribe huracanes que han cruzado países enteros, incluido Dominica, que está devastado en un 90%. No es posible porque ya tenemos los acuerdos, solo tenemos que tomar las decisiones y las decisiones están listas. Pero debes tomarlos.

No hay voluntad política?

Cada vez hay más voluntad política, pero depende principalmente de la capacidad de los estados para asimilar de manera económica esta información internamente. Y no hay un gobierno dispuesto a decir a sus ciudadanos que « cambiaremos todo y que le costará mucho ». Él está seguro de no ganar las próximas elecciones. No estoy hablando de países en desarrollo, estoy hablando de países desarrollados. Puedo decírtelo en cualquier caso, porque lo vi con mis ojos, todos los esfuerzos que están haciendo los países productores de petróleo.

Entonces, en su opinión, para diversificar la economía, hay varios factores que deben tenerse en cuenta. No es un discurso que puede hacerlo, es necesario que los países desarrollados hagan el esfuerzo de no consumir.

Es correcto. Debe hacerse en ambos lados y debe moverse en conjunto. El acuerdo debe hacerse en cooperación entre todos.

En el marco de la ONU ¿cuál es el más apropiado?

Sí, porque el acuerdo debe ser hecho por todos juntos. Y es por eso que lo que sucedió en París con la COP 21 fue tan importante. Todos estábamos de acuerdo. Va a ser costoso, difícil, muy difícil, pero tenemos que hacerlo y todos votamos juntos. Solo hay un país fuera del acuerdo, son los Estados Unidos. Pero lo que sucedió en Bonn y esa es una buena señal es que, aunque el gobierno de EE. UU. Tomó esta decisión, por un lado, la decisión toma cuatro años para materializarse legalmente, y los Estados Unidos continuar las discusiones, y en segundo lugar, como el acuerdo de París también establece la participación de los ciudadanos y los gobiernos locales, ha habido una manifestación muy importante de Gobernadores de los diferentes estados de estados Unidos, incluyendo California, que es de gran importancia económica para la Estados Unidos, y su gobernador que estaba en el lugar dijo « We are still in » lo que significa « todavía estamos aquí ».

¿No crees que Trump sea un rehén del lobby petrolero?

No sé. Soy un país petrolero y puedo decirles que conozco la posición de los países de la OPEP. Todos acordamos hacer el cambio. Pero creo que alguien le vendió la idea de que no era rentable. No tuvo la oportunidad de saber lo suficiente para saber que íbamos todos a ganarlo. Fue mal aconsejado. Todos estábamos bajo el mismo techo en París, estaba la administración Obama representada por su Ministro de Asuntos Exteriores, y cuando hicimos las cuentas juntas y tomamos la decisión, vimos que era incluso rentable. La gente estuvo de acuerdo, crearon un Momentum y estaban listos para hacer lo correcto. Fue extraordinario.

¿Por qué la COP 23 en Alemania fracasó?

La gente no cree que el Momentum que crearon todavía está allí. Continuarán esperando durante cuatro años para descubrir qué hará Estados Unidos, porque aún son el segundo consumidor más grande del mundo, y es muy importante que estén allí. China y los Estados Unidos son los principales consumidores. La buena señal es ver que más de veinte gobernadores de los Estados Unidos estuvieron presentes en la conferencia y dijeron « estamos aquí y continuaremos actuando localmente ». Fue una señal muy importante.

¿Cree que no deberíamos esperar nada de la administración Trump a corto plazo?

En el futuro inmediato, no creo que la administración de Trump cambie su posición. Si gana su reelección, continuará con cuatro más, pero si el gobierno cambia, estoy seguro de que la primera decisión de un presidente demócrata será volver a los acuerdos.

¿Usted crees que hay una diferencia en este nivel entre Demócratas y Republicanos?

Absolutamente sí. Es si en un lado y no en el otro (risas).

¿Crees que con Trump habrá un cambio de política hacia Venezuela o habrá una continuidad de desestabilización a través de la oposición y las ONG vinculadas a la CIA?

Gracias por esta pregunta muy importante. Trump no cambió la posición de los Estados Unidos. El presidente Obama emitió un decreto en 2015 que « Venezuela era una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad de los Estados Unidos ». Este decreto, que volvió a firmar en 2016, fue asumido por Trump, lo que agravó la situación al crear un régimen completo de sanciones económicas y financieras que puso en marcha este año, en 2017. Trump no lo hizo. no solo continuó la política de Obama, sino que la empeoró a través de esta decisión de sanciones económicas, comerciales y financieras contra Venezuela. Desde el decreto de Obama, enfrentamos una acción cruel de los Estados Unidos que se entromete en nuestros asuntos internos promoviendo y financiando una oposición radical, y tenemos evidencia de contactos entre la embajada de los EEUU en Caracas y los diversos actores de la oposición radical en Venezuela, como Julio Borges y otros. Esta no es la primera vez y no es Obama quien inventó esta política. Esto fue hecho en la época de Allende e incluso antes. Hemos visto el papel de la CIA en los gobiernos progresistas. Documentos y memorandos para derrocar al gobierno de Allende que datan de 1970 fueron publicados por un periodista que mostraba la participación de la Embajada de los Estados Unidos en Chile. Una frase del memorándum decía claramente: « debemos presionar a la economía chilena hasta que se sofoque ». No hay diferencia entre esta frase y lo que Estados Unidos está haciendo ahora con la economía venezolana. Se trata de aplastar la economía de un pueblo soberano solo por el hecho: ¿cuál es el pecado que Venezuela ha cometido? – haber ganado elecciones con un gobierno progresista y decir que no vamos a dejar que nosotros hagamos por los Estados Unidos. Se ha dicho desde que Chávez ganó las elecciones en 1999 y seguimos manifestándolo con gran orgullo. Si ahora se necesitan con urgencia medidas económicas, es porque Estados Unidos está agravando la crisis económica con sanciones económicas.

¿Cómo explicas esta obstinación de los Estados Unidos a través de estas agencias como la CIA contra Venezuela?

Creo que Estados Unidos no está acostumbrado a ver a un pueblo decidir a su manera. Eso es lo que hicimos y, a pesar de las sanciones, seguimos viviendo y colaborando con otros países de todo el mundo que nos han ayudado. Estados Unidos cree que tiene todo el poder para aplastar una economía. Una semana después de las sanciones, una de las preocupaciones del Presidente de la República era mantener la capacidad del Estado para cubrir sus deudas internacionales, para hacer todo lo necesario para pagar y no acumular deudas. Mantuvimos todos los pagos actualizados y realizamos una reunión la segunda semana de noviembre con todos los tenedores de los bonos de la deuda, para garantizar la capacidad de pago. Nuestros acreedores no tienen miedo. E incluso si, y ahí se ve la doble cara de la economía, Venezuela está al día, la nota de Venezuela ha sido degradada por las agencias calificadoras. El costo de los préstamos de Venezuela es el más alto del mundo, pagamos deudas a 12, 13, incluso 15% de interés. Es una guerra económica real. No hay necesidad de mover soldados, uno puede sofocar a un país por la guerra económica. Todas las medidas que tomaron contra Allende antes de dar el golpe se están aplicando contra Venezuela hoy. Cuando lees el texto de las sanciones, notas que las medidas son muy similares. Obviamente, hay diferencias con la economía chilena de ese momento, pero el proceso es el mismo.

¿No temes una intervención militar de los EE. UU.?

Siempre hay un riesgo, por supuesto. Tienen bases militares en Colombia, sería muy fácil para ellos intervenir. Dicen que es una cooperación para combatir el tráfico de drogas, pero el hecho es que están justo al lado y ciertamente no para plantar flores. Y Trump dijo expresamente en una conferencia de prensa que podría intervenir militarmente. Venezuela está bajo presión de los Estados Unidos y otras potencias simplemente porque no les gusta el sistema político que se ha establecido. No les gusta el progresismo.

¿Qué otros países?

Por ejemplo, la semana pasada, la Unión Europea liberó sanciones contra Venezuela al someterse a la apelación de Trump.

¿Qué piensas de las relaciones entre Venezuela y Argelia?

Argelia es un país amigo. Yo era muy joven en el Ministerio de Relaciones Exteriores cuando el presidente Chávez llegó al poder, pero recuerdo muy bien cuando el presidente ordenó reabrir y fortalecer las relaciones con África. Recuerdo que en ese momento, los diplomáticos más antiguos no veían demasiado la importancia de estas regiones, pero para Chávez, África estaba tan cerca de su corazón. Ha ido de gira en casi todos los países de África y Venezuela es el único país del mundo que tiene representación diplomática en todos los países africanos, incluso en Lesoto, Mozambique, Swazilandia. Estos son países pequeños a los que el presidente Chávez tanto quería. Yo mismo tuve la oportunidad de hacer un viaje extraordinario a Sudáfrica, Sudáfrica, Mozambique, Swazilandia y Lesoto, porque queríamos cooperar con África en la experiencia africana de la gestión del agua. Chávez siempre decía: « Si hay un lugar donde ellos saben cómo manejar el agua, debe estar en África, porque es un continente que tiene mucha agua en algunos países y muy poco en otros. Por lo tanto, si debemos que cooperar, no es con los europeos, ellos no saben cómo administrar el agua. Es África quien debe enseñarnos. Y envió una comisión del Ministerio de Asuntos Exteriores y del Ministerio del Medio Ambiente para ver la gestión social del agua en África. Es este modelo que hemos asumido en la gestión de cuencas en Venezuela. La relación entre Sudáfrica y Venezuela fue una relación muy fuerte durante todo el período del presidente Chávez. Fue extraordinario. Amaba África con todo su corazón, especialmente Argelia.

Recuerdo, por ejemplo, haber tenido la oportunidad de tomar un taxi aquí en Bruselas y el conductor era argelino. Me trajo a la residencia y tan pronto como vio la bandera, dijo: « ¡Chávez! « . Me preguntaba, pero ¿cómo puede saber un belga? Me pidió permiso para tomar una foto frente a la bandera y me dijo que iba a decirle a su esposa que estaba en territorio venezolano en Bélgica, y se conmovió hasta las lágrimas. Me dije que, realmente, Chávez tocó el corazón de África.

Amábamos mucho Chávez y especialmente su posición sobre la cuestión palestina.

Sí, estamos defendiendo al pueblo palestino muy fuertemente. Hemos tomado la causa de los pueblos más afectados por la injusticia en el mundo. Si hay una injusticia que no debe permitir al mundo que dormir tranquilo, es Palestina. Y Chávez nos enseñó a tomar el caso de Palestina como si fuéramos palestinos. Definitivamente estaría listo para morir por Palestina si me lo pidieran. Sin ninguna duda! Para el pueblo saharaui también. Amamos las causas de los pueblos cuyos derechos son denegados. Es esta fuerza que nos dejó Chávez la que nos permite hoy mantener la cabeza en alto. No bajamos nuestras cabezas, ni delante de los Estados Unidos, ni frente a nada. Nunca. Y eso es lo que no nos perdonan. Saben que tenemos esta tremenda fortaleza que nos dejó Chávez y que cualquier país puede decir « Chávez » y recordar. En un país como Bélgica que no necesariamente es un país que tiene un vínculo con el socialismo o con las ideas de Chávez, saben que alguien llamado Chávez pasó por aquí. Él era tan grande y nos dejó esa fortaleza.

¿Usted crees que el presidente Chávez fue como Castro y Che Guevara? ¿Crees que su mensaje resistirá el paso del tiempo?

Creo que la historia lo mantendrá para siempre. Era un hombre excepcional como nace de eso cada cien años. Su mensaje sobrevive y no solo para el pueblo venezolano, porque creo que Chávez se ha convertido en la luz de todo el progresismo en otros lugares también. Dejó la esperanza a otros, incluso en España, por ejemplo, para todos los progresistas españoles y es por eso que los españoles nos están resentidos tanto, porque hemos inspirado parte de España. Hemos inspirado todas las causas revolucionarias del mundo. Cuba fue la primera luz para el mundo. Castro dijo que Chávez era su hijo ideológico y espiritual y que pudo hacer cosas que no estaban permitidas en Cuba debido al embargo, y Chávez de alguna manera revirtió el bloqueo con ese poder económico PetroCaribe quien nos permitió cambiar la situación, pero también la dinámica de la dependencia que algunos países del Caribe tenían frente en los Estados Unidos.

Con respecto a la cooperación que hemos comenzado con África, resulta que en abril de este año, el caso de Venezuela volvió en un debate en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra. Un pequeño grupo de países se unió a la agenda estadounidense y los estadounidenses dijeron que Venezuela, como miembro del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, era un violador de los derechos humanos y que tuvimos abandonar nuestro posición dentro de este cuerpo. Proporcionaron un documento firmado por 11 países en el que se afirmaba que Venezuela debería irse, y el primer grupo que emitió una resolución contra esta decisión y que apoyó a Venezuela fue el grupo africano. Todos los demás países se adhirieron a esta resolución y, finalmente, más de 100 países dijeron « no, Venezuela permanece porque no viola los derechos humanos ».

Todo esto ensañamiento, y sin embargo, los presidentes Chávez y Maduro fueron elegidos democráticamente.

Sí. ¿Qué representamos como riesgo? Siempre vuelvo a esta declaración de Obama, quien nos dijo que éramos « una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional de los Estados Unidos ». Reflexionando sobre esta frase, me parece casi un cumplido, porque durante 18 años le hemos demostrado al mundo que otro modelo es posible, que el socialismo puede funcionar. Cuba lo ha demostrado durante 60 años y lo hemos estado mostrando durante 18 años contra toda la presión en el mundo, y lo estamos manteniendo. Y la gente continúa votando por este modelo, por lo que incluso con la presión económica, la peor situación, la gente sigue creyendo en el modelo socialista. Y al ver esto, me digo a mí mismo que realmente sí, somos una amenaza inusual y especialmente extraordinaria. Y personalmente, lo considero el mejor de los cumplidos (risas).

Y podemos decir gracias, Barack Hussein Obama (risas)

Sí, gracias. Se siente bien ejercer este tipo de amenaza. Una amenaza fundamentalmente espiritual, moral, ideológica y especialmente social, especialmente con respecto a países como Estados Unidos y otros que aplastan a la gente.

Una última palabra, señora embajadora, a los pueblos que se resisten a la opresión imperialista de Estados Unidos.

Sabemos que es difícil, que el camino del socialismo no es fácil, y es por eso que lo mejor que hacemos también, porque cuando el camino es difícil, hay no solo el más fuerte que puede caminar. Mostraremos que sí, que otro mundo es posible, y seguiremos siendo inusuales y, sobre todo, extraordinarios.

Entrevista realizada en Bruselas por Mohsen Abdelmoumen

Entrevista publicada en American Herald Tribune, 3 de diciembre de 2017:  https://ahtribune.com/world/americas/2035-claudia-salerno-caldera.html

En Palestine Solidarité: http://www.palestine-solidarite.org/analyses.mohsen_abdelmoumen.041217.htm

En el sitio web oficial de la Embajada en español y francés:  http://belgica.embajada.gob.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=224%3A2017-12-08-09-44-36&catid=3%3Anoticias-de-venezuela-en-el-mundo&lang=en

http://belgica.embajada.gob.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=224%3A2017-12-08-09-44-36&catid=3%3Anoticias-de-venezuela-en-el-mundo&lang=en

 

Publicités